Estoy buscando mi creatividad…¿La has visto?

Puede que algunos hayan nacido con el don nativo de crear y desarrollar ideas originales sin mucho esfuerzo, y es que la creatividad tiene una parte hereditaria y mucho que ver con la personalidad de cada uno/a.

¡NO DESESPERES!

A mi parecer esa concepción de “tener el don” es real, pero a su vez un poco cobarde y conformista, una excusa más para no esforzarse, además, solo perjudicará tu moral, y lo que necesitas es precisamente lo contrario, necesitas creer en tu capacidad y mucha motivación.

Y es que, tal y como he dicho, la creatividad tiene mucho que ver con la personalidad de cada uno/a pero también con las ganas y con la voluntad de desarrollarla.

Por eso, y sin más dilación, os voy a proporcionar algunos tips para desarrollar vuestra creatividad.

LAS 8 CLAVES PARA ENCONTRAR LO QUE ANDAS BUSCANDO

1.LA BASE DEL TRIUNFO

Creer en tí. Y por muy tópico y cursi que parezca, es la pura y llana realidad. Cualquier meta que te propongas va a requerir que creas en tus capacidades y tengas actitud triunfadora. Por ello, es el primer paso, el más básico y uno de los más importantes.

2.RESPIRA Y TÓMATE UNA MANZANILLA

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, para tener buenas ideas tenemos que buscar un estado mental relajado.

Plantéate las siguientes preguntas; ¿Te inspira la música? Dale al play ¿Te inspira la playa? Coge la sombrilla . Busca los componentes que te ayudan a estar tranquilo/a. Sin bloqueos, sin estrés, sin presión.

¿Y esas veces en las que no te queda otra y se te acaba el tiempo? La creatividad no entiende de prisas. Si estás a falta de tiempo respira y tómate una manzanilla.

Cuando se está en un estado de relajación la inspiración puede surgir en cuestión de segundos, y cuando hay estrés en cuestión de días.

3.LEER, OBSERVAR Y APRENDER

Un libro, un artículo, una noticia, una película… leer y observar ayuda a formar nuevas ideas, interiorizar nuevos conceptos, tener nuevas referencias. Todo ello puede sernos útil a la larga, cuando vayamos a desarrollar una idea.

4.QUE NO SE TE ESCAPE

Puedes estar en el cine, haciendo surf o cocinando empanadillas, cuando de repente… ¡voilá!, te viene la inspiración, es entonces cuando tienes que retener la idea y apuntarla lo antes posible. No dejes que se esfume, puede tratarse de la mejor idea de tu vida (o la peor).

5.EL EQUIPO JAMÁS SERÁ VENCIDO

El famoso Brainstorming (tormenta de ideas) siempre es útil; más cabezas pensantes, más ideas en la mesa, mayor inspiración.

Los amantes del trabajo en equipo lo saben bien, trabajar en grupo es más productivo e incrementa la creatividad. Si tienes la oportunidad de reunirte con tu equipo y sopesar ideas creativas, no lo dudes, ¡hazlo!.

6.REMIX DE IDEAS

Vivimos en una actualidad en la que “todo está inventado” y en la que es difícil tener una idea original que no hayan tenido cientos de personas antes.

Por eso mismo no es un crimen tener en cuenta ideas que ya han sido inventadas y modificarlas a tu manera. Y es que sobre una idea pueden existir infinitas variaciones.

Eso sí, ¡cuidado!, evitemos por su puesto el plagio. Hablamos de coger un concepto inventado y hacerlo nuestro con modificaciones, ser creativo sobre una creación y hacerla diferente y sobretodo mejor.

7.ENRIQUECERSE CON EXPERIENCIAS

Viajar, conocer nuevas culturas, ir a un karaoke, aprender a patinar sobre hielo… Tener nuevas experiencias, probar cosas nuevas, salir de la zona de confort y vivir situaciones que no habías experimentado nunca, es una buena manera de desarrollar tu creatividad y que que las ideas fluyan con más naturalidad.

8.MENOS ES MÁS

Simplifica, evita obviedades y vete al grano. A veces repasar y repasar y re-repasar solo hará que empecemos a añadir más información, sin orden, ni sentido. Recuerda el objetivo de tu proyecto y no te desvíes.

Con estos 8 consejos puedes empezar a desarrollar cada vez más tu creatividad. ¡Sin frustración todo es posible!

Ainhoa Lizaso E L

Amante de la buena literatura y la naturaleza, soñadora hasta la médula y con los pies en todos lados… menos en la tierra