La gestión del cliente; la gestión personal

Ya lo decía Leo Burnett ‘Lo que ayuda a las personas, ayuda al negocio’ y efectivamente de eso se trata. El mundo de los negocios, de la gestión de clientes y las largas reuniones van exclusivamente de relaciones humanas, de inteligencia emocional y de escucha activa.

Me gusta pensar en la gestión comercial como una relación de pareja. Y como en toda relación, las emociones juegan un papel vital a la hora de gestionar cualquier tipo de conflicto.

Podría decir que la parte comercial es uno de los aspectos más complejos de un negocio, y no me alejaría de la realidad. En esta profesión nos encontramos con todo tipo de circunstancias, urgencias que hay que atender si o si (y tu equipo aún no lo sabe), las peticiones fuera de presupuesto que hay que comunicar con mucho tacto, los enfados personales de los clientes que sin quererlo lo transmiten contigo y los cambios de última hora, son el pan de cada día.

 LET’S CHILL MY FRIEND

Mientras, dentro de este caos (que en el fondo adoro y por eso me dedico a ello), me recuerdo a mí mismo lo importante que es el autoconocimiento, el autocontrol, la empatía, las habilidades sociales, la flexibilidad y el optimismo (sobre todo el optimismo).
A pesar de lo mal que lo estoy pintando, este trabajo me trae infinitas cosas buenas, entre ellas grandes amigos/as. Porque los clientes (en Elmer) se convierten en grandes compañeros de batalla, con los que echarse una risas cuando, al final, todo sale bien.

MI MANTRA PERSONAL

Os voy a lanzar unos cuantos consejos; mi mantra personal para llevar a cabo mi trabajo:

  • Conoce y maneja tus propias emociones
  • Conoce y reconoce las emociones de los demás
  • Muestra tu motivación, tu perseverancia y tu capacidad para gestionar los conflictos que surjan
  • Comprende y dialoga
  • Transmite optimismo
  • Ama tu trabajo o cámbialo

Con ello, puedo hacer frente a los horarios intempestivos, la absoluta disponibilidad los fines de semana y los rifirrafes, que en Elmer siempre intentamos solucionar con una cervecita en una terraza del Born y nuestra mejor sonrisa.

Y recuerda…

¡Lo que ayuda a las personas, ayuda al negocio!

Albert Serra E L

Co-Founder & Account Director. Maniático del orden: "No hay nada mejor en el mundo que dividir un proyecto en fases". Dadaista moderno, optimista empedernido y multitasking evangelist.